HATHAYOGA TRADICIONAL, MI YOGA FÁCIL

HATHAYOGA TRADICIONAL, MI YOGA FACIL

jueves, 24 de septiembre de 2015

Yoga para los ojos

Sesión de Hatha Yoga Ocular

Al igual que el resto del cuerpo, los globos oculares se mueven por medio de ciertos músculos que se contraen y se elongan, y cuando no cambiamos de punto focal durante largo tiempo, se resienten. Entonces, aparece el dolor de cabeza, los ojos enrojecen y se resecan. Como cualquier otro músculo del cuerpo, los músculos de los ojos comienzan a deteriorarse si no se los ejercitan.
Piensa en tu cuello. Cuando estás mucho tiempo con la vista fija en la computadora, tu cuello comienza a ponerse tenso hasta que te produce dolor. El dolor de cuello es significativo, porque sus músculos son grandes y fuertes. Lo mismo sucede con tus ojos, pero como sus músculos son pequeños no producen tanto dolor; pero esto no quiere decir que no se cansen o acumulen tensión.

Prueba estos simples ejercicios y notarás cómo al terminar la sesión tus ojos estarán descansados y relajados.

1}  Siéntate cómodamente sobre una colchoneta o silla con la columna vertebral perfectamente derecha. Si usas anteojos o lentes de contacto, recuerda quitártelos antes de practicar todos los ejercicios oculares de Hatha Yoga.

2}  Adopta el MUDRA PRANA colocando las yemas de los dedos anular y meñique sobre la yema del pulgar. Los restantes dedos de las manos permanecen estirados. Mantén el Prana Mudra durante toda la práctica, y deshace cuando llegues al momento de realizar elejercicio de las palmas.
El Mudra Prana es conocido como el “Mudra de los ojos” porque mejora la capacidad de la visión y cura enfermedades oculares. Además, aumenta la vitalidad, armoniza la energía en todo el cuerpo y reduce el nerviosismo.

3}  RELAJACIÓN: Cierra los ojos y empieza haciendo tres respiraciones profundas, inhalando y exhalando por la nariz. A continuación recorre todo tu cuerpo empezando por los dedos de los pies hasta llegar a la cabeza... Visualiza cada parte, y si notas alguna tensión, imagina que se relaja. Relaja la mandíbula, la lengua, los músculos faciales, el entrecejo, los ojos... Una vez relajado el cuerpo, observa que tan relajados están los ojos y date cuenta de que estás en un estado de consciencia de paz, tal vez meditativo...

4}  GUIÑO: Consiste en eso, en guiñar el ojo, tensionando toda la musculatura al cerrarlo y relajarla al abrirlo. Tal vez te resulte difícil guiñar el ojo dominante (si eres diestro/a, el derecho; si eres zurdo/a, el izquierdo). Si también es tu caso, realiza el ejercicio cerrando y abriendo ambos ojos a la vez. 
Este simple ejercicio permite eliminar posibles cuerpos extraños en el ojo, distribuir la secreción del lagrimal al mismo tiempo que le da un agradable masaje.

5}  PARPADEO: Abre y cierra los ojos varias veces a gran velocidad. El parpadeo concede cierto descanso momentáneo a los ojos (al aislarlos de la luz), y al mismo tiempo los humedece. Parpadea varias veces entre un ejercicio y otro.

6} EJERCICIOS PARA ESTIRAR LOS MÚSCULOS DE LOS OJOS
Mantén los ojos abiertos y relajados. Focaliza los movimientos en los ojos, evitando mover la cabeza y los músculos de la cara (en especial, los labios y el entrecejo que tienden a acompañar el movimiento de los ojos). Cada ejercicio se puede repetir 10 veces (5 de cada lado). Al igual que en otras posturas de yoga, coordina el ejercicio con la respiración. Recuerda parpadear varias veces entre un ejercicio y el siguiente para humedecer los ojos. Estos ejercicios no tienen contra indicación.
§   Comienza moviendo los ojos -lentamente y sin forzar- hacia arriba y luego hacia abajo. Inhala cuando vas arriba, exhala cuando vas abajo. Repite 10 veces (5 de cada lado). Parpadea.
§  Mira horizontalmente a la derecha y luego a la izquierda. Cuando vayas hacia la derecha inhala y cuando vayas a la izquierda exhala. Repite 10 veces (5 de cada lado). Parpadea.
§  Mueve los ojos en diagonal de derecha a izquierda: Inhala y mira hacia el ángulo superior derecho, exhala y mira hacia el ángulo inferior izquierdo. Repite 10 veces (5 de cada diagonal). Parpadea.
§  Mueve los ojos en diagonal de izquierda a derecha: Inhala y mira hacia el ángulo superior izquierdo, exhala y mira hacia el ángulo inferior derecho. Repite 10 veces (5 de cada diagonal). Parpadea.
§  Mueve los ojos de manera circular: Inhala mientras miras hacia arriba y bajas por el lado izquierdo. Exhala mientras miras hacia abajo y subes por el lado derecho. Repite 5 vueltas y luego cambia la dirección. Parpadea.
7}  PALMEO: Siempre termina tu sesión de ejercicios para los ojos con el ejercicio de “las palmas”. Frota tus palmas una contra la otra enérgicamente hasta que entren en calor. Luego cierra los ojos y cúbrelos con tus palmas –sin presionar- de modo que la mano derecha cruce por encima de la mano izquierda y los dedos atraviesen la frente. Al mismo tiempo visualiza el color negro... imagina la oscuridad total. (Puedes sentarte cerca de una mesa para apoyar los codos y realizar este ejercicio con mayor comodidad). Mantén los ojos cubiertos durante al menos 30 segundos a unos pocos minutos. Respira suavemente. Luego abre los ojos lentamente.
El ejercicio de las palmas descansa los ojos y la mente, aliviando las tensiones. El calor y la oscuridad, calman y relajan la vista.

BENEFICIOS GENERALES DE YOGA PARA LOS OJOS:
§  Descansa y mejoran la vista. Incluso, si se practican regularmente ejercicios de yoga ocular, cesa el proceso de degradación visual.
§  Dan un tono correcto a los músculos que controlan el movimiento y el mecanismo de enfoque de los globos oculares.
§  Ayudan a refrescar los ojos y a eliminar el enrojecimiento. 


Fuente Bibliográfica: “Yoga: por siempre joven, por siempre sano” de Indra Devi
Fuentes de Internet:


No hay comentarios: