HATHAYOGA TRADICIONAL, MI YOGA FÁCIL

HATHAYOGA TRADICIONAL, MI YOGA FACIL

miércoles, 21 de enero de 2015

Respiración Fosa Nasal Alterna ( Nadi Sodhana)


Los pranayamas son técnicas de respiración cuya finalidad principal es centrar la mente, purificar y oxigenar el cuerpo. Existen diversas técnicas, esta descrita es una de las más comunes y fáciles de realizar.


Esta práctica respiratoria tiene además múltiples beneficios. Nadi significa canal pránico; sodhana, purificación; pranayama, control del Prana (Parana es energía Vital). Nadi Sodhana es una práctica de respiración alternada que purifica los canales energéticos, activa el sistema nervioso parasimpático, sistema que activa el descanso del organismo, regulariza y equilibra la circulación sanguina en el cerebro, equilibra los sistemas nerviosos simpáticos y parasimpáticos, restablece el equilibrio emocional y genera calma mental. Nadi Sodhana Pranayama armoniza los ritmos respiratorio, cardíaco y  la actividad cerebral, por lo que también es recomendable su práctica diaria.
Técnica
El ciclo se repite tapando la fosa derecha y luego la izquierda alternadamente, la respiración debe ser fluida y sin esfuerzo. Vas a notar que por una fosa el aire entra y sale con más facilidad que en la otra. Después de 5 ciclos de repeticiones, cada ciclo incluye los tiempos 1 y 2, terminar exhalando por la fosa izquierda. Respira normalmente descansando la mano. Podéis realizar 3 ciclos de 5 repeticiones por la mañana y por la noche.
Nuestro ciclo nasal es alternado. No respiramos con las 2 fosas nasales a la vez sino que se intercalan en ciclos de 2 horas aproximadamente, cada una, para favorecer su descanso. Pero en días como estos donde el clima cambia de repente o donde luego del calorcito nos visita el fresco anticipado, muchas veces comenzamos a respirar con una sola fosa nasal por más tiempo que el habitual, alterando el ritmo fisiológico de nuestra respiración. Por eso es un buen momento para realizar Nadi Sodhana Pranayama o respiración alterna dado que colabora acompañando el cambio, previniendo congestiones y resfriados al desbloquear las fosas nasales obstruidas.
Es un pranayama simple y no tiene contra indicaciones, pero para que este bien hecho requiere ser realizado con atención. Consiste en respirar alternadamente con la fosa nasal izquierda y luego con la derecha; para esto nos ayudamos con la mano derecha en "vishnu mudra" (como muestra la imagen), tapando una fosa nasal a la vez, así mientras una está activa la otra permanece pasiva, restableciendo el equilibrio energético. El dedo pulgar se apoya suavemente sobre la fosa nasal derecha, el anular y el meñique, sobre la izquierda.
Siéntate en una postura cómoda, que favorezca la alineación de tu columna vertebral. Chequea que tu rostro y mandíbula estén relajados, así como también los hombros y el pecho. La atención puesta en tu respiración.

Tiempo 1: Coloca el antebrazo derecho en posición vertical y pegado al pecho. Con la mano ya en posición de vishnu mudra, tapa la fosa nasal derecha con el pulgar, comenzar exhalando con normalidad por la fosa nasal izquierda, luego inhala por la izquierda nuevamente, manteniendo la fosa nasal derecha tapada.
Tiempo 2: Una vez que inhalaste tapa la fosa nasal izquierda con el dedo anular y el meñique, retira el dedo pulgar de la fosa derecha y exhala. Luego inhala con la fosa nasal derecha, manteniendo la fosa nasal izquierda cerrada.

Espacio Yogi Bhajan Kundalini Yoga

No hay comentarios: